12.12.11



Aparco hilos y alfileres y envuelvo. Podría enseñaros el caos en el que se convierte mi mesa cuando empaqueto: cel.lo de papel japonés (vale, washi tape), papeles varios, postales, celofán, sellos, etiquetas, máquina de perforar, pegatinas, tijeras... Podría, pero prefiero enseñaros lo bonitos que quedan los pedidos cuando se amontonan. En estas fechas un par de veces a la semana me doy un paseo hasta correos. Me gusta que me atienda una chica que es agradable. Refunfuño cuando me toca un tipo alto y amargado, requeteáspero, del que me despido con un sonriente "felices fiestas" que lo deja descolocado. Tomo tomillo con miel y limón, pues tengo un catarro que insiste en ganarme la partida. Ya, antes que me preguntéis sobre la taza tan linda de la foto, os avanzo que tengo un próximo post exclusivo para ella ;) . Contemplo la montaña de paquetes por enviar o entregar, reviso la lista de lo que todavía me queda por envolver. Y siento que no puedo hacer nada más que estar agradecida. Agradecida por poder estar jugando en este lado de la vida. Agradecida a las clientas por confiar en Les Bags...y en estas fechas, a sus familias y parejas, por supuesto. Y agradecida a unas cuantas personas, muy concretas, que siento que han contribuido, cada uno con sus medios, a que todo esto sea posible.

Escribo del tirón y aparece un post que no estaba previsto. Hoy estoy blanda.

5 comentarios :

Lau dijo...

love!!! gracias a ti!

majo dijo...

doncs que visqui la "blandura"...tant necessària. Petons!

La Pérez dijo...

Una de esas bolsas... era la mía!!!!! Ay ... y dice que no es detallista la niña!!!!!!! Pero que bonita mi Bag, mi envoltorio, me jaboncillo, mi chapa y mi nota!!!!

azulitoclaro dijo...

;)

hugana dijo...

Que bé Caterina, ets una mestre dels envoltoris, et desitjo moooools més!! ptns. Ana