2.4.11


...when hisako comes...









Mi chico tiene una amiga japonesa que en los últimos años nos visita a menudo... a menudo, teniendo en cuenta que Japón está a un montón de kilómetros de distancia!

Siempre que aparece por aquí nos trae regalitos. Papeles de colores, velitas, pequeños muñecos o libros de origami para los niños. Nosotros acostumbramos a recibir bolsitas de algas, te, una botella de sake, pequeños amuletos tradicionales, calcetines... Y desde que se enteró de mis lazos estrechos con la costura, siempre-siempre, me trae un paquetito de telas (japan fabrics auténticos!). Normalmente se trata de algodones preciosos, con estampados que aquí no se encuentran. Sin embargo, esta vez me dió una pequeña bolsa de plástico parecida a la de un "corte inglés" japonés. Dentro, bien plegaditos, unos retales preciosos de seda me esperaban. Seda con hilos dorados entretejidos, con delicadas flores estampadas a mano...Y olían como a armario de abuela, una mezcla de naftalina, prefume de señora, madera vieja y años. De repente me imaginé a la madre de hisako, una abuela japonesa guapa y pequeñita, calzada con unos gruesos calcetines de lana, abriendo la puerta corredera color cerezo de su armario y sacando la bolsita para mi. Y me quedé sorprendida, porqué no imaginaba que los armarios de las abuelas japonesas oliesen tan parecido a los de las nuestras. Y porqué me fascina tener entre mis manos un olor tan antiguo que ha viajado tantos kilómetros...

13 comentarios :

zit... dijo...

que tesoros! tendrás que convertirlas en algo bonito que los nietos de alguien también descubran así...

Mlle Miracle dijo...

Oh, oh, y reooooh, quina meravella! Estic ben enamorada de les teles japoneses! ;0) Té raó la zit, has de fer alguna cosa amb elles, encara que costi tallar unes teles així.

raichel dijo...

preciosas las telas y tú cómo lo cuentas....

Alice dijo...

Guau! realmente se huele lo tradicional de las telas... me recuerdan los bellos vestidos de las elegantes japonesas de cincuenta años atrás... Que precioso regalo has recibido!

Quela More dijo...

Acabo de descubrirte. Me han alucinado esas telas, yo estoy empezando a descubrir el mundo de las telas y la confección de mis propias creaciones y solo pienso en telas y más telas...diseños, en fin que comparto tu pasión y seguro que salen cosas preciosas de esas telas japonesas. Enhorabuena.

diarte dijo...

oh que bonito lo que cuentas!
eso si es una amiga!!!

Atelier e-Couture dijo...

Que bello!

xirimiri dijo...

que suerte que te puedan traer cositas!!!!

Por cierto me encanta n los ranunculos!!las he visto en la foto del post anterior en naranja!! a ver si me puedo hacercar al la ciudad a comprarlas al mercado, que en mi pueblo no venden flores...que pena!!!

md dijo...

Preciosa historia. Me gusta que las cosas, las experiencias tengan un alma sencillita y cálida...

Saludos,Ah!! y parecen bien bonitas...

soka dijo...

en verdad, unos tesoros, que suerte!!!
seguro que los aprovecharas y seguiras logrando hacer realidad preciosas ideas.
Soka

Lídia Fraguas dijo...

caterina!a mi em passa igual, em ompro teles boniques i les acabo guardant ben plegadees sense decidir-me què fer amb elles. però amb unes teles japos el k faria seria un davantal però de cintura, com els k porten allà ;) això sí, si la tela no és molt delicada clar, sinó adiós
un petone guapa

La Ballena Elena dijo...

Escrius sempre unes coses tan maques!
Que
Qui no et portaria regals així d'especials?
Tinc ganes de fer un cafe juntes

diplodoc dijo...

Sí que sou especials per a ella, perquè portar teles de l'àvia no es porten a qualsevol... Però no m'estranya, es nota que ets especial i que, facis el que facis amb aquestes teles, segur que estaran ben aprofitades.