25.3.15

Marzo en el Estudio, o lo que está a punto de llegar.



En un par de semanas viajamos a Formentera para nuestra pequeña fiesta bianual, fotografiar la nueva colección, y me he dado cuenta de que apenas os he hablado de ella. Tengo que anticiparos que váis a encontrar algunos elementos distintos, abandonamos piezas que llevan varias temporadas acompañandonos, nos despojamos de ellas para dejar entrar nuevos aires. Lo subiremos todo a la tienda online a partir del 29 de Abril. Las Mochilas Norte vendrán más tarde, finales de Mayo o principios de Junio, y van a ser las últimas!

 

El punto de partida de esta colección ha venido dado por la materia prima. Tengo serios problemas para encontrar el tejido que necesito, tema que llevo tiempo arrastrando, así que he cambiado el ángulo de visión, e inspirándome en aquella frase que dice que si la vida te da limones hagas limonada, he decidido crear con lo que tengo al alcance, no con lo que no tengo. Si acojo lo que el entorno me pueda proporcionar y trabajo a partir de esta premisa, todo me resulta más fácil y coherente con mi forma de estar.

Esta temporada va a tener mucho protagonismo la Tela de Llengos, totalmente artesanal, mallorquina, exquisita. También estamos usando una lona en crudo de Cotó Roig, que trabajamos con orgullo porqué se trata de un proyecto 100% acorde con nuestros ideales. Pensando en esta colección, compré los metros de tela en otoño. Cuando me llegó el paquete gigante, pesado, empujado por un transportista-ángel que me cayó del cielo (puesto que si no fuera por él me hubiera sido imposible subir aquél fardo los tres tramos de escaleras que tengo hasta el estudio), lo que más me impresionó al desenvolver el rollo de tejido fue el olor. Olía familiar, a fibra, agradable, nada químico, a heno, a campo... no sé describirlo, pero sí sé que se trataba de un olor que me garantizaba que aquello que compraba tenía una calidad alta, con una materia prima auténtica, poco manipulada, y que me recordaba el origen de la cadena textil, de dónde nace, y de donde nunca debería haber dejado de nacer, de la tierra.


Mientras el tablero se ha ido llenando de retalitos y de fotos que me inspiran un aire veraniego y bohemio, he ido perfilando cada modelo y llenando la burra de pruebas e ideas. Llamando a proveedores conocidos, buscando nuevas fuentes para conseguir materiales, haciendo números y replantenando nuestra manera de producir. Uno de mis objetivos para esta temporada es mejorar la mecánica respecto a temporadas anteriores, planificar de tal forma que la venta de la colección no nos desgaste como hasta ahora. (marta font, quan llegeixis això sabràs que té molt a veure amb algunes converses mantingudes, et sentiries molt orgullosa de veure com portem la producció aquesta temporada ;))

Ah! y todo acompañado de una play list que he ido confeccionando a medida que la colección se iba definiendo.


A menudo recibo mails  y mensajes preguntando por la ropa que usamos en los estilismos de nuestras sesiones de fotos, y este hecho me ha animado a lanzarme a hacer alguna prenda. Lo estoy soltando y todavía no me lo creo! Esto de hacer ropa me parece un pequeño marrón, no voy a fingir que lo abordo valientemente, al contrario, el miedo me sopla la oreja, pero al mismo tiempo tengo mucha ilusión. De entrada probaremos con una prenda que me parece que encaja a la perfección con el aire que tienen los bolsos, sencilla y fresca. A ver si os gusta.



Me encuentro nerviosa y cansada, y con un sentimento que empieza a ser familiar. Ahora mismo colagaría el delantal y lo dejaría todo. Porqué a momentos este camino que he elegido me parece el difícil. Añoro poder tener horarios y un trabajo sencillo. Porqué sueño con un sueldo fijo. Porqué no me siento empresaria, que al fin y al cabo es lo que estoy haciendo. Me canso de esta sensación de riesgo, de asumir toda la responsabilidad de lo que pasa, de decidir. Tengo un deseo muy grande de que alguien me coja de la mano y me diga (o me mande!) qué debo hacer, depojándome de todo peso y responsabilidad. Y porqué, no nos engañemos, los números no siempre salen. A menudo me siento dentro de un torbellino que he creado yo misma, y no estoy segura de ser lo bastante libre como para salir de él cuando lo necesite... y esto me revela. Hay fases de amor y de desamor profundo, de querer tontear con otros, y de sentirte atado a algo que al fin y al cabo es vulnerable y exigente. Pero, la suerte es que estas mismas sensaciones las tuve antes de presentar colecciones anteriores, así que empiezo a entender que mejor esperar, que se trata de un ciclo. Poder tener esta perspectiva es la suerte de llevar un tiempo ya en esto. Luego ya se verá.


A pesar de mis pensamientos, sensaciones y embrollos, la actividad en el estudio no cesa! Que sepáis que, como necesito espacio en la tienda para colocar lo nuevo, a partir de hoy podéis encontrar las cintas de cámara con un 25% de descuento. Son tejanas, tanto para chico como para chica, se pueden lavar... y son las últimas! La temporada que viene esas cintas de cámara van a descansar, así que si lleváis tiempo tentados de estrenar una, ahora es el momento... justo a tiempo para lucirlas en vuestras vacaciones de semana santa! 

(igual tengo que replantearme el volver a postear más a menudo para no embutir tanta información en un solo post. Siento el avasallamiento!)

11 comentarios :

Nuria Vila dijo...

Uauuu Caterina, com m'ha agradat el teu escrit d'avui. T'entenc perfectament quan expliques que a vegades ho deixaries tot. A nosaltres ens pasa el mateix. Pero ja començo a veure que es un cicle, i que malauradament cada any hi haurèm de pasar.
Endavant que segur et surt una colecció preciosa.

Lídia Montalà dijo...

Sempre ens regales unes paraules tant delicioses! (que sàpigues que jo ja m'he enamorat del color d'una bag). Una abraçada!

Susana A. dijo...

Por eso tus bolsos (y demás) son tan especiales, yo los uso con orgullo y cuidado de que cumplan su función, que no vienen de cualquier sitio, que no están hechos de cualquier manera... No sé si me explico :)

Bet Tastarutes dijo...

Bonica, no et desanimis, ningú va dir que seria fàcil i ho estàs fent molt i molt bé. Per mi aquests posts sobre dubtes i reflexions són una font d'aprenentatge. Fa dos anys volia engegar un projecte tan sí com no, i ara estic agraïda als meus pares per haver-me fet reflexionar, em faltava tant per aprendre (i encara em falta moltíssim), però llavors ho veia tot molt fàcil i no ho és gens ni mica!
Ja pots escriure tan sovint com vulguis, nosaltres estem aquí per llegir-te!
I què dir de la nova col·lecció? Amb el carinyo que hi poses pots estar segura que ens agradarà! Els colors que s'entreveuen a les fotos m'encanten.

Una abraçada!

Bet

Estela Marcos dijo...

Bon dia Caterina! T'estic llegint i sembla que t'estic veient com parles i ens ho expliques. Per mi pots continuar fent aquests posts llargs. ;-)
Em fa gràcia els teus pensaments com a emprenedora. Suposo que tots, en algun moment, volem allò que no tenim. Jo t'admiro, en un moment donat vas fer aquest salt (has trobat el que t'agrada) i cada temporada ens regales una nova gran col·lecció. M'encanta veure els teus taulells, com t'ho planteges i com neix cada nova peça. Crec que si treballesis per un altre trobaries a faltar aquesta creativitat.
Jo encara busco què fer "quan sigui gran" :D
I per últim, quan ahir vaig veure el Picasso a les fotografies, els meus ulls eren com l'emoticona del whatsupp (ben oberts)! Ja tinc ganes de veure que en surt. No sé perquè, per mi les fotografies de Picasso em venen les d'estiu amb jersei a ratlles...
Petons i que vagi molt bé per Formentera!!
PD: El proper comenteri tb seré més breu...

Vanessa dijo...

Hola Caterina, no saps com t'entenc... Tot i que jo sóc més novatilla en aquest món també tinc les mateixes sensacions, entre emoció i por cada vegada que vull fer algo nou i la intranquilitat de no tenir res estable... Però crec que ho estàs fent més que bé i que només et pot anar millor, o sigui que ànims! Admiro molt la forma en que transmets el teu univers particular i ja tinc ganes de veure aquestes noves bosses, crec que alguna serà per mi...
Gràcies pels teus posts, són super inspiradors!

Marona dijo...

Moltes gràcies per compartir tot això, sobre tot el que no és tan bonic, el que no és tan positiu. A mi em fa terror compartir les meves pors i les meves angoixes i trobo d'una valentia extraordinària la gent que ho fa. Gràcies.

Marona dijo...

Torno per donar-te les gràcies també per la música. Ja saps que buscava alguna d'aquestes. :-)

Anna drimvic dijo...

Fa estona que vull comentar i el cert és que no sé què dir. Els teus posts mai em deixen indiferent, sempre em toquen d'una manera o una altra. Crec que aquí m'ha tocat aquest acte de sinceritat, de mostrar la part més vulnerable, la de la por i els dubtes i la de la dificultat, que també hi és. Molts ànims amb el que queda, estic convençuda que serà una col·lecció preciosa, i gràcies també per deixar-nos "colar" entre bastidors, sempre m'ha agradat moltíssim veure com funciona. Una abraçada!

Montse Llamas dijo...

Sería tan bueno poder vivir varias vidas a la vez ¿verdad? Poder probar algunas experiencias, aunque solo fuera un ratito, para no quedarnos con la duda...
Tiene sentido que esas dudas te asalten cuando la colección va a salir. Has dado tanto de ti...
Espero que en menos que canta un gallo veas las cosas de otro color.

Mary Carmen D M dijo...

Es posible que no compre tus bolsos, porque ahora intento hacérmelos yo misma. Pero quiero decirte que me encantan tus creaciones; me emboban tus fotografias y las historias que se cuelan tras ellas; las telas que utilizas, la sencillez de tus diseños. Caterina entiendo tus dudas, pero verdaderamente admiro tu Arte.
Un abrazo