15.2.14


Si no estás atento, se te pueden escapar... 

Estrenar una pastilla de jabón
entrar en un chatarrero sin querer y salir cargando con platos y tazas blancas de cantos dorados, 
la luz de febrero, 
que los agricultores que te traen la verdura te pongan en la caja un pequeño ramo de tallos silvestres,
 descubrir una canción que sabes que vas a escuchar hasta gastarla, 
plantar jacintos con tus hijos, 
contemplar en silencio a alguien que bucea en sus pensamientos.

Pequeños detalles escurridizos.


8 comentarios :

Fanny dijo...

Hola! He llegado a tu página a través de Mariona Cardona y me ha encantado!! Aquí me quedo!
Soy fanny, de fannyathome.blogspot.com

Anónimo dijo...

Yo también me emocioné al recibir el ramito... me alegra saber que compartimos "frutero", formación (estudio en l'escola de la dona) y pueblo!. Creo que tenemos buen gusto!! Tendremos que conocernos, jajaja. Un saludo "vecina".
Maria.

Susana A. dijo...

Siempre me maravilla tu buen gusto.

Un saludo :)

Anna dijo...

que post mas bonito Caterina..y la canción..ufff gracias por compartir!!

Caterina Pérez dijo...

Ostras! Qué gracia compartir tantas cosas maria! Seguro q nos hemos cruzado en algún momento :)))

Annie dijo...

Que entrada tan bonita. Sin duda esos pequeños detalles son los que alegran la vida.

Gema Mate Delicado dijo...

Que magicos momentos, lastima que a veces se nos escape alguno que otro, pero hay que estar atentos.
Preciosas fotografias.
Te dejo mi blog por s te apetece echarle un vistazo:
www.madelfotografia.blogspot.com

un saludo.

Mariona Cardona dijo...

Genial!
Què bonic és no deixar-los escapar!
Petons!