9.9.14

París en Familia



Los que seguís nuestras aventuras y desventuras por Instagram, ya sabréis que he pasado unos días en París con la familia. La verdad es que éste ha sido un viaje muy importante, puesto que nunca habíamos cogido un avión los cuatro juntos. Y para ello elegimos una ciudad llena de iconos, espacios verdes y fácil de moverse por ella con niños.

Cuando viajo voy un poco a salto de mata, pero esta vez pensé que podría estar bien tomarnos un tiempo de preparación de la aventura junto a los niños. Sacamos de la biblioteca una Lonely Planet Junior de París, vimos pelis en las que saliese nuestro destino, buscamos información y me hice con un Crumpled Map para niños. Así que cogimos el avión súper documentados y con una idea bastante clara de las posibilidades que nos ofrecía nuestra visita a París. Tengo que decir que, aparte de las valiosas recomendaciones que nos dieron algunos amigos, me fueron de mucha ayuda los posts de Begoña de Tea on the Moon hablando de la ciudad.



Si les pregunto a los niños qué destacarían de este viaje, me hablan de la Torre Eiffel, de la Cité des Enfants (dentro de la Ciudad de las ciéncias), del museo Nacional de Historia Natural (espectacular, merece un post aparte), la tienda Bonton (les encantó, pasaron un buen rato ojeando sus cuentos, y les chifló el fotomatón!). Y puestos a destacar actividades para que los niños disfruten, yo añadiría pasar la tarde en los jardines de Luxembourg o, aunque sea tremendamente turista, regalarse un paseo en un bateau mouche es muy agradable, también una pequeña creperia en la rue Mouffetard que nos recomendó un amigo, y disfrutar del ambiente de un domingo por la tarde en el canal de Sant Martin.

Un paseo por París a ritmo de familia, pero sin lugar a dudas con los mejores compañeros de viaje del mundo mundial!





5 comentarios :

esperança urdeix dijo...

precioses

Madre primeriza dijo...

Con Paris nos ocurría algo extraño, tanto cuando íbamos en pareja como cuando tuvimos a la niña: no encontrábamos nuestro lugar en la ciudad y nuestras visitas terminaban con un sabor agridulce. Hasta que el verano pasado descubrimos el canal Sant Martin e hicimos las paces con la bella ciudad. ¡Qué paz, qué tranquilidad, qué ambiente y qué parques!
Lo del viaje en barco, me lo apunto para la próxima. ¡Tiene que ser un puntazo!
Un abrazo

Anna drimvic dijo...

las fotos son una auténtica preciosidad... me han encantado

Caterina Pérez dijo...

moltes gràcies esperança! venint de tu em fa molta il.lusió saber-ho!

madre primeriza, yo había estado dos veces anteriormente (bastante fugaces) y me había pasado algo parecido (solo se salvaba el pompidou!), pero esta vez lo he vivido muy distinto... en el canal del sant martin disfrutas de un ambiente parisino muy genuino, y si eso te gustó, te recomiendo también los jardienes de luxembourg.

muchísimas gracias anna drimvic!

Sonia Sanz dijo...

París no decepciona nunca! Es cierto que hay que saber encontrar esos rincones con encanto. Yo siempre recomiendo perderse por Le Marais, es el barrio más maravilloso del mundo. Yo me muero de ganas de ir con mi hija, cuando nazca, claro, que aún le quedan unos 3 meses en la barriguilla :-) De todas formas me guardo tu artículo para un futuro. ptons