13.6.14

cambio, desprenderse y apegarse.



La idea de hacer el cambio de armario se me antoja como una oportunidad de revisión y reflexión. Aún así, siempre acabas sacando de las cajas prendas que sabes de sobra que no vas a usar, ya que llevas varios años haciendo este mismo gesto, pero que sigues colgando de una percha, por si acaso.

Este año, justo cuando estaba pensando que tocaba hacer este trámite estacional, me topé con el Proyecto 333. La verdad es que ya no está vigente, puesto que el experimento, si no entendí mal, pertenecía al año 2013, pero me pareció interesante y, después de leer las reglas de juego, vacié todo el armario sobre la cama dispuesta a jugar.

Tengo que decir que me dio más trabajo del que creía. Fue un sábado de desorden, combinaciones ante el espejo, cajas y bolsas. Rita iba pululando a mi alrededor dándome consejos, sumando y restando prendas, y celebrando que al final consiguiera quedarme, únicamente, con las 33 piezas.

Ahora tengo mi armario en un orden perfecto, todo, incluso las camisetas, tiene su percha! Y el resto, en cajas. Vestirme por la mañana es bien sencillo.

Aparte de que puede ser que sí, que al lavar más la ropa me de cuenta de qué marcas son de más calidad, también me ha servido como ejercicio de desapego y de reflexión. Lo prescindible y lo imprescindible. Pensar sobre lo que realmente necesitamos, lo que transmites cada vez que eliges una prenda, sobre la evolución del estilo de uno mismo, de cual es el factor que influye para que te sientas "bien" con una pieza y no con otra, o porqué hay ropa de la que no te puedes desprender (aunque no quepas).


7 comentarios :

Maria Llerena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Llerena dijo...

Quina gran idea! Gràcies per compartir-la, jo també m'hi apunto!

Montse Esteban dijo...

De veritat que t'admiro! Ja que no crec que jo fos capaç de fer aquest exercici :)
Un petó!

roser dijo...

jo crec que hauria de fer això del proyecto333. Cada vegada que faig renovació d'armari intento fer neteja però no me n'acabo de sortir...

sandraescobadia dijo...

Yo lo llevo haciendo más de un año y es una liberación, tanto de espacio físico como mental. Te ayuda a apreciar más la calidad que la cantidad, por eso animo a que todo el mundo lo pruebe. :)

Montse dijo...

oHH cATERINA! quina boan idea! provaré de fer-ho, perquè el meu armari és un caos! una abraçada!m

Valentina dijo...

Sí que sigue vigente :) Es un proyecto perpetuo. Aunque hayamos empezado en el 2011, cada temporada hay personas nuevas que se unen. En la página de proyecto333.org intentamos colgar experiencias de personas que han participado y en el Facebook podrás ver también experiencias.
Así que: bienvenida!