7.9.10

-on és l'avi?-és a l'hort.





Tengo un recuerdo muy nítido de las rutinas de mis abuelos. Y ahora, de mayor, siempre he sentido envidia y admiración por esa vida tan ordenada. De lunes a viernes, a primera hora de la mañana, mi abuela barría la acera. Después iba a por la compra en el mercado (me'n vaig a la plaça!). A las dos en punto: a comer. Luego de comer, y con la cocina recogida, mi abuela veía "la novela"de la tele sentada en la butaca, y mientras tanto cosía. El martes tocaba hacer caldo, el jueves paella... los lunes la colada... las cenas: verdura y tortilla, verdura y pescado. Todo en orden, todo a su día y a su hora, y nada a salto de mata :)

Después de comer, también de lunes a viernes, mi abuelo se iba al huerto. Un amigo suyo tenía unos huertos y una furgoneta blanca, y en ella montaba a todo un grupo de amigotes que pasaban la tarde con las manos en la tierra, cuidando de verduras y hortalizas. Sobre las tres sonaba el claxon de la furgoneta en la calle, y mi abuelo, recién comido y esperando en el sillón, le daba un fugaz beso a mi abuela y se iba. Entre las seis y las siete volvía con las botas llenas de barro y una bolsa de plástico cargada de verdura. Se sentaba en la mesa de la cocina y merendaba un yogurt y un puñado de almendras tostadas. Siempre.

Que yo conozca la temporada de la patata, el calabacín, la lechuga, la col o los tomates, se lo debo, en gran parte, a él. Digamos que éste saber me ha llegado a través de los recuerdos de la infancia, y no he necesitado ninguna guía de horticultura.

Han ido pasando los años, y aquellas rutinas que parecía que eran para siempre, se han ido modificando... Mi abuelo ya no va al huerto. Está mayor, sus amigotes también... y algunos ya no están. Pero, rozando sus noventa años, mi abuelo todavía es muy inquieto y activo y lúcido. Mi madre se dió cuenta de que para él es vital seguir con las manos llenas de tierra y barro. Así que investigó y le propuso probar con una mesa de cultivo. Él no lo vió claro, pero después de pensárselo un poco, no paró de tabarrear a mi madre hasta que consiguió una. Empezó a finales de invierno, y en primavera ya tenía un huerto espectacular! Su terracita de 3x4 estaba impresionantemente verde! Las fotos de este post las tomé hace cuatro días, así que el huerto está de "finalesdeverano" total... pero en primavera os enseñaré nuevas fotos... es que merece la pena verlo en su esplendor, en serio.

Ahora, cuando paso a saludar a mis abuelos, prácticamente no hablamos de nada más que de plagas, de compatibilidad entre verduras, del espacio entre sembrados... y me da consejos. Y veo que mi ínfima experiencia plantando lechugas y tomateras en macetas le interesa... y eso es guay :)

En un rincón de la terraza tiene un pequeño surtidor con peces naranjas que, misteriosamente, se han hecho enormes y parecen truchas de río. Yo siempre bromeo diciéndole que con el huerto y los peces son más que autosuficientes! Todo el mundo sabe que la mejor dieta para la gente mayor se basa en verdura y pescado a la plancha! Y me hace feliz ver que ,a él, que siempre ha sido un hombre serio y de escasa sonrisa, se le escapa un tierna mueca por debajo del bigote...

28 comentarios :

ada dijo...

Preciós!!!

Caterina Pérez dijo...

moltes gràcies :)

la casita de wendy dijo...

Precioso huerto y preciosa historia, mi abuelo era agricultor... toda la vida sembrando y la pena que no puedo ya consultarle las dudas que me surgen en mi mini huerto... Un beso^_^

raichel dijo...

Genial!
son uma generación increible de la que todavía hay gente que no es consciente de la saniduría que atesoran...
Me ha encantado, Caterina!
Que tengas un buen dia!

raichel dijo...

he dichp saniduría???
sabiduría, of course...
lo siento, todavía tengo las legañas pegadas

muxugorri dijo...

Preciosa historia ¡gracias por compartirla!

La cuina vermella dijo...

Carn de gallina i llagrimeta d'emoció al llegir aquesta crònica. un petó a l'avi.

Ah! dijo...

Un post muy bonito :)
Yo también envidio lo ordenados que son los abuelos.
Dile a tu abuelo que tiene un huerto precioso!

M a c a r e n a dijo...

Que post mas bonito, me emocioné, mis abuelos paternos también eran agricultores, aún conservamos el campo, todo el cariño que le tengo a la tierra y a las plantas es por lo que viví con ellos en los veranos de mi infancia.
Que lindos recuerdos, y dile a tu abuelito que su huerto es un belleza.
Feliz semana.

grossomodo dijo...

que chulada Caterina, que lujazo haber aprendido todo eso de tus abuelos... uno de mis sueños es montar mi huerto algún día, aunque ahora no sepa ni plantar una cebolla ...

Mary Popin's bag dijo...

quin record tant bonic!
a mida que em vaig fent gran cada vegada els trobo més a faltar, i mira que cada vegada fa més temps que ja no hi són, menys una, que encara segueix ben dixaraxera!
petons guapa!

emedemarta dijo...

m'he emocionat :_)

el meu avi tenia l'hort al jardí de casa meva, i després de venir-me a buscar al cole, mentre la meva iaia em preparava un suc de taronja (també, SEMPRE), ell baixava a cuidar el seu hortet i jo jugava al seu voltant.

Quina sort que el tinguis a prop i que pogueu compartir algu tan important pels dos. Segur que està super orgullós de la seva néta!

la rechula dijo...

Qué bonito! Quiero un huerto...

kebonikö dijo...

Preciós Caterina!
Sempre m'han agradat les histories reals, les del dia a dia (res de ciencia ficció exagerada). Últimament em sento envoltada "d'autentical made" (jo ho he batejat així) i em fa feliç llegir post com aquest.
Gràcies!!!

Sonia dijo...

¡Me encanta! y también a mi me trae bonitos recuerdos de mi abuela. El huerto lo sigo disfrutando porque mi madre todavía tiene un trocito de tierra en el que entretenerse y del que probar unos estupendos tomates y lechugas, al menos las ensaladas tienen otro sabor. Que siga disfrutando ese pequeño y a su vez magnífico huerto. Espero ver las fotos de la próxima cosecha.

Anónimo dijo...

Aquest post fa plorar... els meus avis també eren d'aquests... de fet em sembla que el meu anava a l'hort amb el teu... i ara ja només em queda l'àvia... tinc 32 anys i encara em dóna pa amb xocolata cada cop que entro a veure-la, siguin les 11 del matí o les 7 de la tarda: "té nena, sembla que no mengis"...

Mònica dijo...

Impressionant el post!!!!!!!! no sé quan temps feia que no llegia unes paraules tan entranyables.

Que n'ets d'afortunada Caterina! S'endevina la teva sensibilitat a cada detall de la teva vida.

Una abraçada gegant i gràcies per compartir aquest bocinet de tú.

Mònica

Alice dijo...

Es primera vez que entro a este blog... y leer la historia de tus abuelos, hermosa y tan bién contada, me dejó prendada... te pongo en mis favoritos de inmediato!!!!

sandraloves dijo...

Que envidia me dá que todavía puedas compartir tantas cosas con tu abuelo, yo, desde hace poquito ya no tengo esta suerte.
Aprovéchalo al máximo!!!
Me has emocionado

elena cruz dijo...

m'he quedat amb la llagrimet a l'ull. El meu avi tenia un hort enorme enorme... Ell ja no hi és. Bueno, sí que hi és. Perquè és al meu record i a tots els horts! Com el del teu avi! :_)

BATEAU LUNE dijo...

super maco Caterina! m'he emocionat... i justament ahir la Léa em deia que trobava a faltar molt als avis (ara viuen a Menorca, bé... van i venen pero estan més allà que aquí). I jo: truca'ls! i la Léa: que no, que el que vull es abraçar-los ben fort.
Gràcies per el post!

eva dijo...

Mi iaio era jardinero.. no sabes el cariño que le tenemos nosotros a las plantas, todos los sábados, desde pequeñas, nos acostumbramos, las nietas, a disfrutar de la terraza: "que si esta falta podar, que si la otra se ha puesto preciosa, que si hay que transplantar a una maceta más grande.." Es una actividad que adoro y que, de la misma manera mi madre comparte conmigo, espero yo, poder hacerla con mis hijos... Un abrazo, Caterina..!

Caterina Pérez dijo...

que sorpresa estos nuevos comments :))) Moltes gràcies a totes, de debò!

hechoamano.eva dijo...

Casi ploro, de pensar la sort que tens de tenir.lo encara! jo els trobo tan a faltar pensant els maravellosos anys que m'han fet passar.
Felicitats per poder seguir disfrutant.los.

Una abraçada!
Eva Mª

Gretelain dijo...

Caterina!!! Quin escrit mes emotiu! M'ha encantat! Crec que hauries d'obrir una nova faceta a la teva vida, i escriur!
M'encanta el teu avi i el seu hort.
Un petò molt fort!

misako mimoko dijo...

ooh!! Caterina, què bonic.
sí, tienes que plantearte escribir, lo haces maravillosamente bien.
y lo que es mejor, tienes tantas cosas que contar...
petó gros

Caterina Pérez dijo...

eva i grete! gràcies!!!! así se les sube el ánimo a una :)))

eva de hechoamano, fins fa poc els tenia tots quatre, aquest post el vaig escriure fa un any... ara just fa un mes que me'n falta un... una pena.

jessica zambrano dijo...

Hola Caterina Soy Jessi trabaje para tu abuelos ,nos conosimos en una ocasion, me encanta tu pagina y todo en general, eres una artista,aun no he podido ver toda tu pagina pero lo poco q he podido leer me a encantado y sobre todo lo del huerto del Sr: Roque, porq es como si los escuchara a ellos contandome ,cosas del huerto y de sus vidas,yo me he traido un bello recuerdo de haber compartido muchas experiencias con ellos,siento muchisimo la perdida de tu abuelo,sentido pesame para todos vosotros..Te deceo todo lo mejor y mucho exito