15.8.13


 Oda a los dulces fáciles y caseros



Esta receta es de las mías, de las fáciles y resultonas! La verdad es que el hojaldre da mucho juego para elavorar dulces rápidos (pequeñas palmeras, tartas de fruta o estos pastelitos de los que os hablaba aquí). La idea para esta deliciosa trenza la saqué de Pinterest y la medio versioné:

Necesitaréis una plancha de hojaldre (de las que encontráis en las neveras de los supermercados).

-La desplegué y la espolvoreé de chocolate en polvo y le añadí una fina capa de azúcar.

-Volví a enrollar la masa y la metí en el congelador unos 20 minutos para poder trabajarla sin que se me desmontara.

-Después la corté por la mitad, a lo largo, de modo que quedaron dos largas tiras. Las entrelacé entre ellas.

-Unté un poco de margarina en su superfície... y al horno hasta que estuviese dorada la trenza!


Un vaso de leche fresca y este dulce en la mesa, fueron un delicioso desayuno de fiesta para el día en que se quedó a dormir nuestro sobrino ♥






(Si necesitáis alguna foto más que os aclare el proceso, aquí.)

2 comentarios :

Travesía dijo...

Qué buena pinta. Tiene que estar riquísimo. Me encanta esta receta.

Júlia Bono dijo...

Ei! jo ja l'he provat! però enlloc de xocolata hi he posat farina de garrofa (típica del meu poble) i boníssima!!