31.7.13



Los últimos meses he abierto varios frentes, y siento que en algunos momentos los niños han sido los perjudicados en este festival de acontecimientos... que ambas partes hemos renunciado en algunos momentos a la forma que teníamos de "compartir el tiempo". Así que este año percibo las vacaciones como el momento de reconciliarme con el tiempo invertido en ellos.

Tengo mini planes para llevar a cabo juntos, pero sobretodo tengo ganas de "estar", de verlos, de escucharlos y de vivirlos. 

Aún así, hoy comparto con vosotros uno de los ratitos que hemos pasado juntos, hemos cocinado! Se trata de una receta refácil y resultona, triángulos de "quesito".




Usamos una plancha de masa para empanada (comprada en el súper) y la dividimos en cuadrados.







Fuímos rellenando cada cuadrado de masa con "quesito", unos pedacitos de tomate cherry y un trocito de hoja de albahaca.



Luego los fuímos cerrando y sellando con el tenedor (ahí cada uno con su arte!)



Los pintamos con huevo, y al horno hasta que estuvieran dorados! 

Preparamos una mesa bonita y, bon appetit!!



3 comentarios :

Lau Ocampo dijo...

Que rico se ve eso!! Mañana los prepare con Melina...Gracias por compartir. Tus niños estan grandes amiga. Un abrazo

Caterina Pérez dijo...

guapa!!! muchas gracias por pasarte!
espero que tu ratito de cocina con meli sea un éxito!! un abrazo giganete guapa ♥

karaori dijo...

Mm mm que bo que deuen estar aquestes empanades. No deu ser fàcil combinar la vida laboral amb la familiar quan tot et reclama alhora i has de dividir-te en bocinets. SABER ESTAR quan S'ESTÀ aquesta és la qüestió.
Un petonet d'estiu caluròs i fresc.